España y la Inquisición

Similares eventos se estaban desarrollando por toda Europa. Para el año 1215, el Papa Innocente III ya había decretado en el Cuatro Concilio Laterano como los judíos tenían que vestirse. De vez en cuando, se prohibía y se quemaba el Talmud. Cuando la Muerte Negra devastó a toda Europa entre 1348 y 1353, se culpaba a los judíos por ser la causa de la epidemia y se les perseguía. En España, desde el año 1391, los judíos tenían que elegir oficialmente entre el bautismo y la ejecución. Con la introducción de la Inquisición en el año 1480 bajo en reino de Ferdinand de Aragón e Isabel de Castilla, se perseguían no solo a los judíos ortodoxos, sino también a los conversos que habían abrazado el cristianismo externamente para escapar de la muerte.
Un gran número de esos judíos españoles y portugueses que fueron obligados a convertirse al catolicismo llegaron a ser víctimas de la Inquisición y murieron en la hoguera. Entre 1481 y 1808, más de 200.000 judíos fueron procesados por la Inquisición Española y por lo menos 30.000 fueron públicamente ejecutados. Al final, el 31 de marzo de 1492, obedeciendo la orden del Papa Innocente VIII, el Gran Inquisidor certificado, Tomás de Torquemada, expulsó a todos los judíos de España, con la excepción de los conversos. En 1497, también se expulsaron a los judíos de Portugal.

Cristóbal Colón abre el camino al Nuevo Mundo

Algunos de los judíos sefarditas se asentaron en América Latina, donde Cristóbal Colón les había preparado el camino. Colón se llamaba un "esclavo de la casa de David". Nuevas fuentes indican que realmente era un judío que se había bautizado a la fuerza.
Su primer viaje fue financiado por Luis de Santagel, el hijo de un judío bautizado, con quien Colón había tenido una buena relación. En 1492, cuanto la flota llegó a Cuba el 28 de octubre, Colón mandó a dos marranos a tierra para hacer reconocimiento. De esta manera, los judíos sefarditas fueron los primeros europeos en pisar territorio cubano. Tanto Colón, como Santagel y Sánchez querían encontrar una nueva tierra para los judíos españoles que habían sido expulsados, perdiendo toda su propiedad.

La segunda expedición fue financiada con recursos que de alguna manera provenían de los judíos, puesto que los gobernadores soberanos los obtuvieron vendiendo las propiedades confiscadas de personas judías.

Posteriormente, muchos judíos y 'conversos' encontraron un nuevo hogar en Norteamérica, Centroamérica y Sudamérica, además del Caribe. Sin embargo, la Inquisición también les perseguía en el llamado "Nuevo Mundo" (México, Perú, etc.) sin darles un descanso. Aún los que se dejaron bautizar - algunos hasta cambiando de nombre - también fueron perseguidos y matados.

Continúa....
DEUTSCH
ESPAÑOL
ENGLISH
|  INICIO  |  HISTORIA DE LOS JUDÍOS SEFARDÍ  |  PRODUCTOS  |  CONTACTO  |
|  INICIO  |  HISTORIA DE LOS JUDÍOS SEFARDÍ  |  PRODUCTOS  |  CONTACTO  |
Hoy día, un número sorprendente de judíos viven en Norteamérica, Centroamérica y Sudamérica, además del Caribe, sin darse cuenta de su verdadera identidad. Sin embargo, muchos de ellos han estado descubriendo que sus auténticas raíces no se encuentran en los países donde viven, sino en Israel. Este hecho ha despertado un creciente deseo de enfrentar su pasado.